¿Qué son los chilaquiles?

     Los chilaquiles son un platillo que todo mexicano ha llegado a disfrutar y del que varios extranjeros se han enamorado. Esta delicia está elaborada a base totopos -los cuales son trozos de tortilla de maíz fritos o tostados- bañados en salsa de chile.

     ¿De dónde vienen los chilaquiles?

Algunos creen que el platillo comenzó a prepararse en los conventos, otros piensan que existía desde la época prehispánica y que con la llegada de los españoles fueron agregándose ingredientes. Sin embargo su origen preciso resulta incierto, este platillo es una clara muestra del mestizaje cultural en México.

De acuerdo al periódico El Siglo de Durango:

     “Ángel María Garibay señala que la palabra chilaquiles viene del náhuatl, de la palabra chi-laqui-lli, conformada por chi-l(-li) “chile”, el ingrediente principal, y aqui-lli sustantivo derivado del verbo aquia “estar metido en, entrar en algo”, por lo que aqui-lli significa “[algo] metido en”. Por lo tanto la palabra chi-laqui-lli castellanizada como chilaquil significa “Metidos en chile” en referencia a los totopos”

Cabe aclarar que cuando se hace referencia al platillo se utiliza el plural “chilaquiles”, dado que la palabra “chilaquil” tiene otros significados en el habla común.

En cuanto a lo que a los ingredientes refiere, tanto la tortilla como la salsa de chile formaban parte de la dieta cuando ocurrió la conquista. Aunque ingredientes como la crema y el queso sí fueron incorporados por los españoles, quienes trajeron a América dichos productos desde el Viejo Mundo.

Hay indicios de que en Tlaxcala -que significa “lugar de las tortillas de maíz”- se consumía desde algo más de 10,000 años este alimento. El chile fue domesticado entre el 5300 a.C. y el 4200 a.C. y las primeras salsas fueron preparadas por los Aztecas, los Mayas y los Incas; siendo estas una mezcla de chile, tomate y especias. La salsa fue bautizada con ese nombre por Alonso de Molina, un misionero franciscano que en 1571 utilizó por primera vez el término.

     ¿Cómo se deben comer los chilaquiles?

No existe una manera única de presentar los chilaquiles; su salsa puede ser roja o verde, e incluso con y sin picante. Además de la base de totopos con  salsa se les suele agregar una serie de ingredientes que son opcionales de acuerdo al gusto de cada quién como es el queso, crema, cebolla y cilantro. También es común la dosis de proteína que puede ser pollo, res, chorizo o huevo. Todo depende del gusto del comensal, habrá quienes prefieran la consistencia dorada de los totopos y  otros la querrán blanda, ¡lo cierto es que todos pueden disfrutar de unos deliciosos chilaquiles!

 Editorial La Chilaquila “El lugar de los chilaquiles”