Chilaquiles: Un desayuno completo en nuestra dieta

 Una dieta balanceada requiere del consumo de todos los grupos alimenticios en las cantidades apropiadas. El secreto implica tener consciencia de qué tanto de lo que el cuerpo requiere es lo que se consume.

Los chilaquiles han sido tildados en más de una ocasión de ser un alimento “engordativo”, sin embargo, al analizar su constitución es posible darse cuenta que con las proporciones adecuadas puede ser una deliciosa opción para un desayuno completo.

Carbohidratos

 Este grupo ha sido satanizado por muchos en la era del fitness pero es importante recordar su importancia para saber cómo aprovecharlo. Los hidratos de carbono son los encargados de proveer al cuerpo de energía, de manera que son esenciales para la realización de actividades diarias. En este sentido, suprimir al grupo de la dieta descompensa al organismo, haciendo incluso que el cuerpo se desacelere, por lo que tarde más en quemar las calorías.

Lo recomendable es consumir este grupo unas horas previas a cuando se gaste más energía en el día. Es por ello que muchos aconsejan consumir la mayor dosis de carbohidratos del día durante la mañana, ya que así le será suministrado al cuerpo el combustible que requiere para funcionar.

Siendo los chilaquiles un alimento matinal y teniendo los totopos como base, sólo basta mesurar la dosis que corresponde consumir de acuerdo al Índice de Masa Corporal para no caer en los excesos.

Vitaminas y minerales

 Los tomates con los que se hacen los chilaquiles son una fuente de vitaminas C y K1, además de potasio y folato, que es parte del grupo B. También los tomatillos, utilizados para la salsa verde contienen estas propiedades, además de niacina (B3) y manganeso.

El chile, por su parte, es el vegetal con mayor concentración de vitamina C conocido. Dependiendo el tipo de chile, contiene también cantidades de vitaminas A, E y B. Además de esto, el chile favorece la asimilación de proteínas del maíz y del frijol.

La cebolla contiene vitaminas de los grupos B, C y E, además de potasio, magnesio y fósforo.

Además, si se acompañan los chilaquiles con un vaso de jugo ¡la dosis vitamínica se incrementa!

Proteínas

 Este grupo es esencial para el crecimiento, bien sabido es que si se quiere que los músculos crezcan es vital consumirlas.

Son básicas en la formación de jugos digestivos, hormonas, enzimas, hemoglobina… en fin… hasta los anticuerpos mismos son proteínas.

Se pueden encontrar en los ricos complementos que acompañan los chilaquiles: como la crema, el queso, el huevo, el pollo, el chorizo, la res y los frijolitos.

Así que, ahora que lo sabes ¡no dudes en hacer de este delicioso y nutritivo desayuno tu opción para comenzar el día!

 

Editorial La Chilaquila “El lugar de los chilaquiles”